viernes, 24 de diciembre de 2010

Dios Amor en lo grande y lo pequeño



“Dios Amor en lo grande y lo pequeño,

¡Qué Misterio!

Cierro los ojos, hago silencio,

Y a su infinita bondad y despojo,

me entrego” magv






sábado, 11 de diciembre de 2010

Vino a los suyos ... Parte II de Adviento a la luz del Evangelio de Juan

II. Contemplación

Vino a los suyos y los suyos no recibieron al Hijo.

Los suyos eran su pueblo, el que Dios amó, escogió, liberó y guió hacia la tierra prometida. El pueblo al que Dios habló por los profetas pero como era un pueblo de dura cerviz no supo escuchar. Este pueblo persistió en su ceguera (al menos sus dirigentes) y rechazó a Jesús. Pero a todos los que lo recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios; a los que creen en su Nombre los cuales no nacieron de sangre y carne ni de deseo de hombre sino que nacieron de Dios. No todos le rechazaron, Jesús encontró muchas respuestas positivas de acogida en su tierra. A lo largo de la Historia mucha gente ha acogido la Palabra de Dios aun sin conocerla. Sin conocer a Jesús porque pertenecen a otras culturas y religiones, gente de buena voluntad que se porta humanamente, que hace el bien generosamente, que crecen como personas, que colaboran al bien común, que vive honradamente los valores del Evangelio sin conocerlo. A todos éstos Dios los tiene por hijos e hijas. Las que hemos tenido la suerte de conocer a Jesús y procuramos seguirle, aún con tropiezos, tenemos la gracia del bautismo para ser de verdad hijas de Dios y obrar como tales. Todos hemos nacido de Dios.


Has silencio en tu corazón…

Y la Palabra se hizo carne y puso su morada entre nosotros y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Unigénito,

lleno de gracia y de verdad. (Jn 1,14)


Es el momento más solemne de la Historia. La hora de la máxima revelación de Dios, el acontecimiento cumbre que divide en dos el tiempo. En adelante la Humanidad no contará el tiempo desde las Olimpíadas griegas o desde la fundación de Roma sino desde la Encarnación del Hijo de Dios. Habrá un “antes de Cristo” y un “después de Cristo”. La Palabra se hizo carne. Hasta ahora Dios se revelaba de una manera difusa; ahora se manifiesta claramente en un hombre llamado Jesús. La Palabra que estaba en Dios ahora está también entre nosotros. Dios se hizo historia nuestra, no fuera de ella y asume nuestra realidad para llenarla de sentido. Se hizo débil y necesitado como nosotros. Se hizo uno de tantos, sin privilegios. Nació llorando como nuestros niños...Tuvo hambre y sed, sentimientos y emociones como nosotros porque fue un verdadero ser humano.

Nosotros hemos visto su gloria.

La comunidad de Juan ha visto a Jesús, ha conocido al Resucitado, ha experimentado su vida nueva. Ha contemplado la Gloria de Dios que resplandece en Jesús, en sus palabras y en sus obras; en toda su vida. Y se proclama testigo de esta gloria. Porque la Gloria de Jesús es ser eso: Hijo único de Dios, Revelación del Padre, su Presencia viva, su Imagen. Lleno de gracia y de verdad. Todo Jesús es gracia, don gratuito para nosotros. Todo El es Verdad, transparente, diáfano, auténtico.

Alabo, y doy gracias con palabras del texto. Escribo_____________


Ante el hecho de la Encarnación sólo me queda el silencio, el asombro, la adoración y un gozo indescriptible. ¡Alabanza y gratitud a Ti Dios Uno en Tres!










viernes, 10 de diciembre de 2010

Señor, tu estuviste en medio de ellos.

Señor, tu estuviste con los que murieron en el incendio de la cárcel de San Miguel; tú estabas en medio de ellos paseándote y dándoles el frescor de tu gracia, mejor que el ángel que en el horno ardiente, alentaba a Ananías, Azarías y Misael. (Dan 3, 91-95)

Estoy segura que no abandonaste a los que amas, a tus más pequeños, los privados de libertad, a quienes ya has cambiado su sufrimiento en gozo. Que sus familias sepan poner su corazón en esta nueva realidad.


viernes, 3 de diciembre de 2010

Adviento a la luz del Evangelio de Juan

“VINO A LOS SUYOS”…

Adviento a la luz de del Evangelio de San Juan ( 1,1...)

Para los primeros 10 días.

RECIBO, ACOJO este texto sagrado, lo escucho y gusto en mi carne y corazón.


1 “En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. 2. Ella estaba en el principio junto a Dios. 3 Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto llegó existir. 4 En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres 5 y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron.

9 La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre, viniendo a este mundo.10 En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, y el mundo no la conoció. 11 Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron, 12 pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su nombre, les dio poder de hacerse hijos de Dios, 13 los cuales no nacieron de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de hombre sino que nacieron de Dios.
14 Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Unigénito, lleno de gracia y de verdad
.



Subraya los vocablos que más se repiten y anota las frases en que aparecen.


Puedes memorizar lo que dice el texto; repítelo varias veces, musitándolo para que lo que Dios dice se haga tuyo.


Una vez acogido plenamente el texto, ¿qué te dice personalmente? Escucha al Espíritu que te habla y escríbelo.


Oremos:


Palabra eterna del Padre te acojo como luz del mundo. Te proclamo Hijo de Dios, por quien han sido hechas todas las cosas. ¡Qué maravilla es haber recibido la gracia de ser hijos de Dios!


CONTEMPLACIÓN.


¿Qué es la Palabra? Es la expresión vocal o gráfica de lo que pensamos, somos y llevamos dentro. Es un vehículo para comunicarnos, para expresarnos. Dios también se expresa, se nos dice, se nos comunica, se revela a través de su Palabra. A esta Palabra que Dios engendra como Padre, le llamamos Hijo (porque no tenemos otro lenguaje más adecuado para hablar de Dios).


En este himno (Jn 1, 1 s) el evangelista nos quiere decir que Jesús, el Hijo de Dios pertenece al misterio del “Totalmente Otro”, el Ser que es comunidad de Tres: Padre, Hijo y Espíritu y que como Hijo existe desde siempre junto a Dios.


Detengámonos un momento a contemplar, y adorar en silencio el Misterio de Dios Trinidad, el Misterio de Cristo Palabra del Padre, que existe desde Siempre; la única Palabra que tiene Dios para nosotros porque con Cristo nos lo ha dicho todo. Démosle gracias por esta Palabra. Digámosle que la vamos a escuchar.


I. Contemplo en silencio, en escucha, en conversación íntima. Me ayudo con el comentario que va a continuación:


La Palabra estaba junto a Dios y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio junto a Dios. (1,1-2) A esta Palabra que Dios engendra como Padre le llamamos Hijo. A Este Hijo venido a nuestro mundo en carne y hueso nosotros le llamamos Verbo o Palabra.


La Palabra era la Luz verdadera que ilumina a todo ser humano venido a este mundo. En el mundo estaba y el mundo fue hecho por Ella y el mundo no la conoció (1,9-10). Jesucristo Palabra del Padre ha venido para todos y su Espíritu nos ilumina desde dentro y a través de la vida y la creación. Dios habita en nuestro interior, en nuestra conciencia y desde ahí nos habla. Sin embargo, el mundo, es decir, los seres humanos inteligentes no le hemos conocido, no hemos sabido descubrirle en sus criaturas y nos hemos fabricado dioses y cultos a nuestra imagen y semejanza. Hemos progresado material y tecnológicamente pero en cuanto a lo espiritual todavía estamos en “pañales”... (... continuará)

sábado, 20 de noviembre de 2010

Salmo a María (Extracto de un anónimo)


María, en ti Dios se ha hecho noticia buena para el ser humano,
Eres la mujer creyente que acoge y guarda la Palabra,
La Mujer joven que entra en el plan de Dios, libre y gozosa.

Eres estilo de vida, nueva y fascinante en la Historia
Eres María, la Virgen Bella y Fecunda de Nazaret
Eras joven y dejaste a Dios que entrara libre en tu tienda;

Eras joven y tus alas alzaron el vuelo hasta la cumbre;
Eras joven y en tu vida, con Dios, entro el ritmo de la fiesta:
Tu corazón joven dijo: Mi alma glorifica al Señor, mi alma.
Tu corazón joven dijo: hágase en mi según tu Palabra; tu Palabra
Tu corazón joven dijo: tus caminos son mis caminos; mis caminos

¡Gloria a ti María, Casa donde Dios mora!
¡Gloria a ti María Madre de Cristo y Madre mía!
Amen

viernes, 15 de octubre de 2010

La imaginación al Servicio de la Ecología

¿Has pensado o meditado que el cuidado de la naturaleza es un llamado , una vocación… y que es según el Génesis, el primer llamado que recibimos de Dios y que nos convierte en cocredores con Él. Si permanecemos indiferentes al cuidado de la naturaleza o si no respondo a ese llamado, estoy ignorando mi vocación primigenia.

Con conciencia ecológica podemos reconvertir una triste realidad, como lo es la actual contaminación y destrucción del planeta , en nueva vida más amable y fraterna, gozando desde ya de la Restauración de todas las cosas en Cristo , como lo dice San Pablo.


sábado, 25 de septiembre de 2010

El Grito de la Tierra


El grito de la Tierra nos despierta.


En su seno, la tierra guarda, preñada, a 33 mineros ...y a Chile entero. Parece que nos grita "Sube a nacer conmigo hermano".
¡Será un parto glorioso, lleno de minerales y luces que nos transformen en preciosa roca!

Un grito fuerte, audaz..! Momento culmine para las emociones, esperanzas y oraciones.

El corazón chileno con el salmista puede aclamar: "El me sacó de la fosa fatal..asentó mis pies sobre la roca y aseguró mis pasos". (S 40)

miércoles, 18 de agosto de 2010

¿ Y… La Solidaridad?

Te invito a mirar a tu alrededor. Es el momento de abrir las ventanas de tu vida hacia un horizonte más amplio. ¿Dónde se necesitan hoy tus manos, tu corazón, todos tus talentos y tu don?

Abre los ojos y ve

El apóstol Santiago (2, 14-18) nos dice:

¿De qué le sirve a uno, hermanos míos, decir que tiene fe, si no tiene obras? ¿Es que esa fe lo podrá salvar? Supongamos que un hermano o una hermana andan sin ropa y faltos del alimento diario, y que uno de vosotros les dice: «Dios os ampare; abrigaos y llenaos el estómago» y no les dais lo necesario para el cuerpo; ¿de qué sirve? Esto pasa con la fe: si no tiene obras, por sí sola está muerta. Alguno dirá: «Tú tienes fe, y yo tengo obras. Enséñame tu fe sin obras, y yo, por las obras, te probare mi fe.»


Bajo el lema "Una acción vale más que mil palabras; pónte en acción hoy, mañana y siempre", diversas organizaciones ligadas a San Alberto Hurtado dieron inicio al Mes de la Solidaridad, para el que invitan a una serie de actividades para reflexionar sobre la solidaridad y la promoción de un país más justo con aquellos que sufren o se encuentran abandonados.




¿Qué hago yo para ser solidario-a? Puedo preguntarme con Alberto Hurtado : “¿Qué haría Cristo en mi lugar?”





Pakistán , un Pueblo que necesita de nuestra solidaridad

Benedicto XVI hizo un urgente llamado a la comunidad internacional para que se viva la solidaridad concreta con los más de veinte millones de afectados en Pakistán a causa de las lluvias y las inundaciones.

El Papa confía a la misericordia de Dios a cuantos han desaparecido trágicamente; “ expreso mi cercanía espiritual a sus familiares y a todos los que sufren a causa de esta calamidad ".


Finalmente Benedicto XVI hizo votos para "¡que no falte a estos nuestros hermanos, tan duramente probados, nuestra solidaridad y el soporte concreto de la comunidad internacional!"

Las inundaciones dejaron unos 2,5 millones de damnificados, anunció el lunes el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en un comunicado. "En las zonas más afectadas, pueblos enteros fueron destruidos sin aviso por el agua", señaló la Cruz Roja, subrayando que miles de personas "perdieron todo".


" Donde no llegue tu acción , que llegue tu oración"

Santa María Eufrasia Pelletier



martes, 13 de julio de 2010


Santa Teresa de Los Andes




Juanita Fernández Solar, una joven vocación para Dios.

"Cristo, ese loco de amor, me ha vuelto loca"
, decía. Y su ilusión y su constante empeño fue asemejarse a El, configurarse con Cristo.

Por eso, deseando llegar a ser una excelente discípula suya, vivió decidida a serle fiel hasta el fin.

Estaba siempre dispuesta a servir a los demás, sobre todo por alegría y felicidad, siendo amable y atractiva en lo que hacía.

Su vida fue enteramente normal y equilibrada. Alcanzó una envidiable madurez integrando en la más armoniosa síntesis lo divino y lo humano: oración, estudios, deberes hogareños... y deporte, al que era aficionadísima, destacando en la natación y en la equitación.

Como joven bellísima, simpática, deportista, alegre, equilibrada, servicial y responsable, Teresa de Los Andes optó por entregar su juventud a Cristo, para vivir el programa evangélico del amor con plenitud, en la vida religiosa en la Orden del Carmelo.

Teresa de Los Andes viene cumpliendo la misión que ya le fuera reconocida poco después de su muerte: despertar hambre y sed de Dios en nuestro mundo materializado.

Beatificada por Juan Pablo II en Santiago de Chile el 3 de abril de 1987, ha sido solemnemente canonizada por el mismo Sumo Pontífice en Roma el 21 de marzo de 1993.

Su santuario, en Auco, visitado por más de cien mil peregrinos cada mes, se ha convertido en un gran centro espiritual de Chile.

SU ESPIRITUALIDAD

A pesar de su juventud -19 años- y de su cortísima vida en el Carmelo -11 meses- su espiritualidad es rica y transparente.

Leyendo su precioso y abundante Epistolario, y sobre todo su Diario, escrito desde 1917 con el título de "Historia de la vida de una de sus hijas", pueden apreciarse los quilates de esta alma extraordinaria.

Amó tiernamente a Jesús.

Dice ella refiriéndose a su Primera Comunión: "Jesús, desde ese primer abrazo, no me soltó y me tomó para Sí. Todos los días comulgaba y hablaba con Jesús largo rato...

"La mirada de mi Crucifijo me sostiene... ¡Qué feliz soy! He sido cautivada en las redes del Divino Pescador. El 8 de diciembre me comprometí. Mi pensamiento no se ocupa sino de El... Jesús mío, he visto que sólo una cosa es necesaria: amarte y servirte con fidelidad; pare hacerme y asemejarme en todo a Ti. En eso consistirá mi ambición".

Y a María de un modo todo especial: "La Virgen me ayudó a limpiar mi corazón de toda imperfección... Mi devoción especial era la Virgen. Le contaba todo. Sentía su voz dentro de mí misma... Mi espejo ha de ser Maria. Puesto que soy su hija, debo parecerme a Ella y así me pareceré a Jesús". Su amor al Carmelo... A las almas... A sus seres queridos... son otras facetas de su espiritualidad. El modelo de esta joven santa chilena que tanto amó a Cristome invita a mirar el sentido de mi vida. ¿Qué me dice? Ella vivió con amor intenso su corta vida de esposa de Cristo.
¿Pongo yo una gota de amor, entusiasmo y alegría a las acciones de mi vida?





Mirar a Santa Teresa de los Andes me ayudará a tomar conciencia de lo trascendente que es vivir del amor a Dios y a los hermanos y hermanas en un servicio de entrega.
Cristo me espera con los brazos abiertos; me dejo tomar de su mano para llegar a ser su discípula misionera.






lunes, 12 de julio de 2010


En Lucas 6: 27 – 29 Jesús dice:

" Dejen que los niños vengan a mí y no se los impidan, por que el reino de Dios es de quienes son como ellos.”

La simplicidad y la inocencia de los niños nos devuelven la imagen de Dios muchas veces olvidada o distorsionada por nosotros los seres humanos. Dios es, infinitamente simple en su complejidad, se hace niño, asume humildemente la humanidad de un infante. Es Él quien se abaja para elevar al hombre.

Por eso bendito los niños y los humildes y los sencillos porque ellos nos permiten en sus rostros contemplar el rostro del Padre.

Pero cuidado, Jesús nos enseña a "ser astutos como las serpientes y sencillos como las palomas". Mt 10,16. Como dice San Pablo, hemos de ser simples como los niños, pero adultos en nuestro juicio.

Eso me recuerda el siguiente cuento:

Una vez se acercó Dios a visitar a un monje que vivía oculto en la montaña y le planteó lo siguiente:

A ver, ¿qué es lo que quieres que haga por ti? Estoy dispuesto a hacer todo lo que tú digas.

Y dice la leyenda que el monje le dijo:

Pues, mira... que por donde yo vaya... los enfermos queden curados, los que no tengan pan, que tengan que comer, los que no tienen trabajo pues que también encuentren trabajo y que incluso alguno resucite por donde yo paso. Pero que todo esto ocurra, después de que pase yo. Sin que nadie se dé cuenta de que es a causa de mí.

El monje pedía para sí la humildad y para los necesitados ayuda a sus problemas....

Si hallas la sencillez y la humildad, una multitud se salvará en torno de ti, sin que te des cuenta, sin que nadie se dé cuenta.